Piscinas de obra

Piscinas de obra

Se podría decir que construcción de las piscinas de obra es la más tradicional y aún a día de hoy se sigue solicitando con gran frecuencia. 
La construcción de las piscinas de obra se realiza mediante el empleo de hormigón. La piscina de obra resalta por ser una piscina resistente, duradera y personalizada tanto en tamaño como en forma.

Principales características de las piscinas de obra son:

  • Una de las características principales es que las piscinas de obra son totalmente personalizables, tanto en tamaño como en diseño. 
  •  Se puede revestir en gresite las piscinas de obra, previa aplicación de impermeabilizante debajo, o revestir con liner armado para garantizar la estanqueidad de la piscina.
  • Las piscinas de obra son aptas para incorporar accesorios: climatización por bomba de calor, luces leds, integrara jacuzzi, etc.
  • Las piscinas de obra destacan por su gran resistencia y durabilidad.

En TODOAGRÍCOLA estamos seguro de la calidad de nuestras piscinas de obra y ofrecemos:

  • Garantía hasta 10 años  en las piscinas de obra de TODOAGRICOLA.
  • Precio desde 6.000€ 
  • Plazos la construcción y la instalación de la piscina de obra puede variar entre 15 a 25 días, siempre teniendo en cuenta el tamaño y complejidades.
Fases de la construcción de la Piscina de Obra

Las piscinas de obra son las más lentas de construir y por ende más costosas que las prefabricadas. El plazo de ejecución puede oscilar entre los 15 y 25 días en función del tamaño y cimentación necesaria para la misma. Las fases del proceso de la construcción de la piscina de obra son:

1. Preparación del terreno para la piscina de obra.

Tras un estudio previo y asesoramiento al cliente, se delimita el lugar exacto dónde se va a construir la piscina teniendo en cuenta factores importantes como es la orientación, el aprovechamiento solar, influencia de las sombras, etc. 

Tras esto se señalará el perímetro de la piscina para continuar con la fase de excavación.

2. Excavación del terreno para la instalación de la piscina de obra.

Mediante el empleo de medios mecánicos se ejecuta la excavación del hueco de piscina, extrayendo la tierra necesaria hasta alcanzar la cota de profundidad necesaria.

3. Tabicado y proyectado de muros de la piscina de obra.

Terminada la excavación, se fabrica el muro de ladrillo con la forma elegida por el cliente, siendo ese el momento en el que se instalan tuberías para el sistema de depuración, focos o iluminación que pueda llevar la piscina así como cualquier otro accesorio que decida el cliente.

Seguidamente se proyecta el hormigón por medio de una manguera. Mediante este sistema se llega a todos los rincones de la superficie evitando juntas entre las paredes y la solería de la piscina.

En esta fase también se fabrica la escalera, en caso de ser de obra, dejando todo el interior listo para su revestimiento.

4. Revestimiento y coronación de la piscina de obra.

Tras colocar el borde o albardilla que se sitúa alrededor de la piscina , el cual suele ser de algún material antideslizante, se procede al revestimiento interior de la piscina, pudiendo ser de gresite (previa capa de impermeabilización) o instalando liner para asegurar la estanqueidad. 

5. Puesta en funcionamiento de la piscina de obra.

El último paso consiste en el llenado de la piscina para comprobar la correcta ejecución de la misma y prueba del sistema de iluminación y depuración. 

6. ¡Disfruta de tu nueva piscina de obra!

Solicita más información sobre piscinas de obra sin compromiso

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, acepta nuestra Política de cookies y el uso de las mismas.    Más información
Privacidad
Abrir chat