Piscinas de acero y liner

Piscinas de acero revestidas de liner

Las piscinas de acero con revestimiento en liner son un tipo de piscinas intermedias entre las de obras y las prefabricadas de poliéster.

Las paredes de las piscinas de acero y liner construyen mediante la unión de paneles de acero galvanizado, sobre un suelo de hormigón armado.

Para garantizar la estanqueidad de las piscinas de acero y liner, se reviste en su totalidad con una lámina armada conocida como liner, lo que le confiere durabilidad e impermeabilidad al vaso.

El coste de la fabricación de las piscinas de acero es bastante más bajo que la construcción de obra, y ligeramente superior a las piscinas prefabricadas de poliéster. 

La instalación de las piscinas de acero también es algo más lenta que la de piscinas prefabricadas, pero más rápida que una piscina obra.

La ventaja añadida de las piscinas de acero es que estas piscinas se pueden instalar en lugares de difícil acceso donde una grúa no podría poner una piscina prefabricada de poliéster, además de su ligereza, lo que la hace apta para terrazas y áticos.

 

Fases de construcción de la Piscina de Acero

Las piscinas de acero se ejecutan en aproximadamente una semana, en función del tamaño y forma de la misma y la dificultad de acceso al lugar de instalación. 

Las fases del proceso para la construcción de la piscina de acero y liner son:

1. Preparación del terreno para la excavación de la piscina
Tras un estudio previo y asesoramiento al cliente, se delimita el lugar exacto dónde se va a construir la piscina de acero teniendo en cuenta factores importantes como es la orientación, el aprovechamiento solar, influencia de las sombras, etc. 
Tras esto se señalará el perímetro de la piscina para continuar con la fase de excavación.

2. Excavación para la instalación piscina
Mediante el empleo de medios mecánicos se ejecuta la excavación del hueco de piscina, extrayendo la tierra necesaria hasta alcanzar la cota de profundidad necesaria.

3. Instalación de los paneles de acero y construcción del suelo de la piscina de acero
Se colocan los paneles dando forma a la piscina, enlazados entre sí mediante tornillería, todo ello reforzado para resistir la presión del agua y el terreno, haciendo que las paredes se mantengan firmemente en vertical.  
A continuación se rellena el suelo con hormigón armado.

4. Revestimiento de liner de la piscina
Una vez construida la forma de la piscina, se reviste todo con una lámina armada de liner, que le dará al vaso de la piscina estanqueidad y durabilidad .

5. Puesta en funcionamiento de la piscina de acero y liner
El último paso consiste en el llenado de la piscina para comprobar la correcta ejecución de la misma y prueba del sistema de iluminación y depuración. 

Solicita más información de piscinas de acero

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, acepta nuestra Política de cookies y el uso de las mismas.    Más información
Privacidad
Abrir chat